miércoles, 31 de agosto de 2011

Acción contra la financiera SANTANDER CONSUMER FINANCE

¡¡¡ STOP SANTANDER CONSUMER FINANCE !!!  
Hacemos un llamamiento a todas aquellas personas que hayan sido víctimas de algún posible abuso por parte de SANTANDER CONSUMER FINANCE, que se pongan en contacto con nosotros, para hacer públicos todos estos casos, hasta que la entidad financiera o la administración tomen las medidas necesarias para corregir dichas actuaciones. Algunos ya os habeis puesto en contacto con nosotros, y os damos las gracias. Os animamos a que divulgueis esta petición para poder recopilar el mayor número de casos posibles. Gracias
El jueves dia 8 de Septiembre a las 11:30 de la mañana, llevaremos a cabo una denuncia pública en la sede de SANTANDER CONSUMER FINANCE, en la calle Fernando Macías 4, por la subasta de un piso de una vecina nuestra, en la que exigiremos al banco la dación en pago de su vivienda.

Entrevista en la cadena Ser con la afectada y un miembro del grupo Stop Desahucios A Coruña



Noticias en TVGA

 Stop Desahucios denuncia que 268 familias coruñesas perdieron su hogar en tres meses



 La casa de Esther, una vecina de Monelos, será subastada el próximo día 19. El banco que llevará a cabo la venta, el Santander Consumer Finance, es el mismo que le proporcionó el crédito para su piso en una época más feliz. Pero en 2008, con el inicio de la crisis financiera, la vecina de Monelos, madre de dos hijos, perdió su empleo y se divorció. Y ahora, no sólo ella, sino también sus exsuegros, que la avalaron, pueden perder su casa. Es por eso que el colectivo Stop Desahucios acudió ayer a la sede de la entidad, al número 4 de Fernando Macías, en el edificio de Fenosa (célebre por un escándalo inmobiliario): para pedir que la deuda de Esther se salde con la entrega de las llaves de su casa y para recordar que este no es, ni mucho menos, un caso aislado: el primer trimestre de este año, el número de ejecuciones de desahucio en la provincia ha llegó a 268, el 37% de la cifra total del año anterior (715).
Las estadísticas con las que iban armados los manifestantes proceden del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y son un reflejo de una tendencia mayor que se puede constatar en toda Galicia, donde ya son 628 personas las que perdieron sus casas en el primer trimestre. El año anterior fueron 1.942 los gallegos que tuvieron que abandonar su casa por ser incapaces de pagar sus hipotecas, lo que parece pronosticar unos resultados peores para cuando acabe 2011.
“Por el momento, Galicia es de las comunidades autónomas que menos desahucios ha tenido que sufrir, pero las cosas están cambiando”, explicó el portavoz del colectivo, en lo que fue su primera manifestación en la ciudad. En ella participaron treinta personas sosteniendo carteles en los que se podía leer “Este banco, ¡Que se sepa! Engaña, estafa, y hecha a gente de su casa”. Nada más terminar la concentración, que duró cerca de media hora, procedieron a pegar estos mismos carteles por toda la fachada de la sucursal. Además, uno de ellos pintarrajeó al un hombre que salía en un anuncio, añadiéndole un parche de pirata en el ojo y unos billetes de 500 euros saliéndole del bolsillo.
Usura extrema > Expresaban así lo que consideran “un caso de usura extrema” de la entidad, que el año pasado obtuvo beneficios 8.493 millones de euros. En realidad, Stop Desahucios achaca el mismo comportamiento a todos los bancos, que consideran los verdaderos responsables de la creación de la burbuja inmobiliaria que, tras estallar, ha convertido las hipotecas en una “condena de por vida” que tienen que soportar muchas familias. De hecho, en los primeros seis meses de este año, 175 familias han perdido sus casas cada día. De ahí que estos activistas exijan al gobierno que crear un gabinete que solucione lo que ya denominan “emergencia habitacional”.
“La vivienda de Esther será una más en el parque de viviendas vacías que pertenecen a entidades financieras”, denunció un portavoz, que consideró que, de esta manera, se impide que los pisos cumplan su función social y, además, se mantiene endeudadas al a familias. El caso de Esther es paradigmático también en ese punto: “El piso fue mal tasado, porque tenía más superficie de la que figuraba en el contrato. Un tasador lo valoró en 105.000 euros”. La deuda original era de 77.500 euros, pero la financiera aplazó un año el cobro de la deuda (Stop Desahucios asegura que lo hizo para que se acumularan los intereses) de manera que al final, la deuda creció un 24% hasta superar los 90.000 euros. Aún así, el precio que obtendrá el Santander Consumer Finance en la subasta del día 19 será considerablemente inferior, de manera que Esther, en paro, y con dos hijos, tendrá que seguir haciendo frente a una deuda, ya menor, pero que seguirá acumulándose.
Por eso los activistas se pusieron en contacto con la financiera para pedirles que aceptaran la dación por pago. Es decir, que se quedaran con el piso para saldar la deuda, sin ninguna respuesta. Lo mismo pasó cuando trataron de entrar en la institución bancaria, que tenía las puertas cerradas aunque dentro siguieron trabajando, mientras ignoraban los gritos de los manifestantes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario