miércoles, 31 de agosto de 2011

Bienvenidos


Durante el 2009, las principales entidades financieras del estado reportaron unos beneficios de 15.694,9 millones de euros. Desglosados por entidades financieras, el Santander obtuvo 8.943 millones, el BBVA 4.210, La Caixa 1.510, Banco Popular 766,13 y Caja Madrid 265,8.

Durante el año 2010 el sector financiero en su conjunto logro unos beneficios de 14.078 millones de euros.

Esta situación contrasta con el drama que viven miles de familias, que ante el estallido de la crisis y el aumento del paro, ya no pueden hacer frente al pago de la hipoteca. Cuando esto ocurre descubren que no sólo se enfrentan a la pérdida de su vivienda sino también a una condena financiera de por vida ya que las entidades bancarias se  están adjudicando las viviendas por el 60 % del valor de tasación y continúa reclamando el pago de la deuda restante. Según datos del Consejo General del Poder Judicial, entre 2007 y 2011 más de 500.000 familias se quedarán en la calle y con una deuda de cien, doscientos y hasta trescientos mil euros.

Es inadmisible que en un Estado social y democrático de derecho, todas las consecuencias recaigan sobre la parte más vulnerable del contrato hipotecario y en cambio las entidades financieras, responsables de la actual crisis, reciban ayudas millonarias de nuestros impuestos sin tener que asumir ninguna responsabilidad.

Por todo ello, El grupo STOP DESAHUCIOS A Coruña ha iniciado una campaña de denuncia y defensa de las familias afectadas.

Mientras no cambie la ley, mientras las entidades financieras sigan actuando con total impunidad; mientras sigan acumulando beneficios a costa de vulnerar nuestros derechos fundamentales, continuaremos en pie de guerra denunciando y señalando que los bancos estafan, engañan y echan a la gente de su casa. Empezamos una campaña de acciones con adhesivos para señalar aquellos bancos y cajas que, aprovechando la crisis, arrebatan las viviendas ejecutadas a precio de saldo.

Estos adhesivos simbolizan nuestras armas, nuestra resistencia y nuestra dignidad. Dejaremos nuestro grito de guerra en sus puertas, en sus cajeros y en sus cristales, para que todo el mundo que entre o pase por delante sepa: que este banco estafa, engaña y echa a la gente de su casa.



¡¡¡¡ JUNTOS PODEMOS !!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario